Mucho más que maravillosas historias

“Los programas intergeneracionales brindan la oportunidad de satisfacer las necesidades humanas básicas y reintegrar a los adultos mayores en la sociedad”.


Este es el texto de otro de los estudios llevado a cabo en Hong-Kong, donde queda claro que el uso de este tipo de programas nos ayuda a reintegrar adultos en la sociedad, y sobre todo a cubrir las necesidades humanas básicas, que a día de hoy tenemos muy olvidadas en el campo de las personas adultas con demencias.


"Ser sociales es lo que nos hace humanos".


Un programa para que tanto nuestros pacientes, como los niños/as participen juntos en actividades intergeneracionales y así desarrollar el cambio social de entender la demencia como una discapacidad intelectual crónica y progresiva, pero a los que se les puede otorgar una calidad de vida humana y digna que les preserve como individuos autónomos el mayor tiempo posible.


Los programas intergeneracionales con niños/as en edad preescolar traen sonrisas y conversaciones a los adultos mayores. Las sonrisas y la conversación corresponden a la aceptación interpersonal, que es una necesidad humana básica.


El programa intergeneracional orientado a lo social permite que los adultos mayores participen en más roles [...] Cuando los adultos mayores reciben roles significativos como mentores o modelos a seguir, se les recuerda su capacidad para contribuir a la sociedad.


Gracias esta interacción disfrutan del intercambio de experiencias y saberes que tanto las personas mayores como pequeñas podemos aportar.

30 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo